Legionella: por qué es tan importante el mantenimiento de las instalaciones de refrigeración y agua

Carné de legionella

El mantenimiento de las instalaciones de refrigeración y agua es vital para evitar el contagio de legionella.

La legionella es una enfermedad causada por la inhalación de gotas de agua contaminada por la bacteria Legionella pneumophila, que se puede formar en instalaciones como aires acondicionados, fuentes de agua o calderas.

Esta infección puede acarrear graves consecuencias para la salud. Por lo tanto, se debe hacer un mantenimiento adecuado de estas instalaciones.

 

¿Dónde se produce la legionella?

La bacteria legionella pneumophila suele encontrarse en torres de enfriamiento para aire acondicionado, sistemas de agua fría y caliente, humidificadores e instalaciones de hidromasaje.

 

¿Cuáles son las consecuencias de una instalación contaminada de legionella?

Cuando una instalación se contamina de la bacteria de la legionelosis, puede provocar problemas de salud para quien inhale agua o aerosoles contaminados.

La legionelosis es la causa de la enfermedad del legionario que tiene un periodo de incubación de 2 a 10 días.

Esta enfermedad provoca neumonía progresiva con insuficiencia respiratoria y, en el peor de los casos, puede ser mortal.

 

¿Cómo podemos evitar que una instalación se contamine de legionella?

Las instalaciones sin mantenimiento o con un mantenimiento inadecuado son un caldo de cultivo para la aparición de esta bacteria.

El estancamiento de agua y la acumulación de nutrientes para la bacteria favorecen su aparición y, posterior, multiplicación.

Es por ello, que lo más importante es diseñar y mantener adecuadamente este tipo de instalaciones.

 

¿Quién realiza el diseño y mantenimiento de las instalaciones con riesgo de legionella?

Las empresas o profesionales que se dedican a diseñar y mantener las instalaciones con riesgo de contagio de legionella deben acreditar estar en posesión del carné de legionella.

No disponer del carnet puede comportar una sanción grave.

 

¿Cómo se obtiene el carné de legionella?

Para poder ser poseedor de este carné, es imprescindible realizar la formación para el mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones con riesgo de legionella.

Una vez se realiza la formación se deberá aprobar un examen para obtener el carné.

 

¿Cómo es el curso para obtener el carné de legionella?

El curso que ofrece Doceo Formació tiene una duración de 25 horas, de las cuales 17h se pueden cursar online.

El curso capacita al profesional para obtener los conocimientos necesarios sobre las novedades introducidas en el diseño y mantenimiento de las instalaciones.

Además, proporciona las herramientas para diseñar un plan de autocontrol en base a la normativa de forma correcta y conseguir una adecuada implantación.

Es importante destacar que el carné tiene una validez de 5 años, tras los cuales, deberá realizarse la renovación del carné de legionella.

 

2 comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*